El objeto “It” del invierno 2015-2016